Jun 022013
 
Podcats Instituto Música ICIAR

Dios en la Música No.21

Programa del 29 de mayo 2013
Nuestros autores – Hno. Alberto Martínez García


 

Nuestros autores (parte 7)

En este programa hablaremos del Hno. Alberto Martínez García, a quien Dios usó para dar identidad al canto de la ICIAR y cuyas composiciones  moldearon para siempre el contorno de la himnología evangélica.

– Como músico asistía a muchas fiestas y le brindaban bebidas embriagantes, se inició en el alcoholismo y en algunas ocasiones llegó a quedarse tirado por las calles, a veces en el fango de las aguas negras. En ese tiempo, había una estación de ferrocarril llamada “Los Cocos”, y él platicaba que una ocasión, se quedó dormido y tomó como almohada la vía del tren, y recordaba que alguna persona dijo que si el tren pasaba,  podía matarlo. Así que lo jalaron y lo acomodaron fuera de la vía.

– El  trató de dejar el alcoholismo por varios métodos, y cuentan que en cierta ocasión una monja le regalo una cadena con una “imagen de Cristo” y le aseguro que mientras la trajera puesta no volvería a tomar, pero fue en vano.

– Tiempo después siendo ya salvo, cuando regresaba del templo por esas mismas calles, su violín cayo al lodo y mientras lo limpiaba  meditando en su vida, y recordando las ocasiones que él mismo había caído, aún con el crucifijo que le había puesto la monja en el pecho, y uniendo estos dos hechos el Señor le inspiro el himno “En negro fango yo estaba hundido”.

Sus composiciones

No podemos negar que el himno que más representa el testimonio de nuestro hermano Martínez es el que lleva por título: “En negro fango yo estaba hundido”.- Este canto-testimonio, en su rítmica nos recuerda los momentos en que el himnologista caía y se levantaba cuando se encontraba preso del vicio y de la maldad y así continúa hasta el final de la primera estrofa en donde habla del encuentro personal que tuvo con nuestro Señor Jesucristo. El coro se alza con un aire triunfal, deteniéndose en sus primeras dos notas, como deseando que todo el mundo se de cuenta de la gloriosa liberación que ha conseguido, gracias al sacrificio del Cristo vivo que ahora llevaba en su pecho, en lugar del crucifijo que por allí le habían regalado, no con mala intención quizás, pero erróneamente encaminado.

– La segunda estrofa manifiesta un sentimiento muy vivo de agradecimiento al Señor Jesucristo por el gran milagro que ha hecho en su vida, haciendo de él una nueva criatura que le da loor en todo momento y que, lo menos que puede hacer es agradecerle con todo el corazón el gran favor recibido de las manos de Nuestro Salvador.

– En la tercera estrofa se nota una inquietud de parte del hermano, para que otros como él, puedan dejar a  los pies de Cristo, la carga de pecado que les agobia pues sólo El “salva y da perdón”.

– En la cuarta estrofa, nuestro hermano Alberto nos lleva a contemplar el futuro grandioso que se abre para los escogidos de Dios: el de estar cerca de El, llenos de gracia para ser testigos de que nuestro Padre celestial es, por los siglos el Dios de amor que todo humano debería conocer.

Solo a Dios sea la gloria


¿Cómo descargar los audios?audio-iciar4

En la parte final de cada audio esta la palabra en inglés DOWNLOAD (descarga); de clic en esta palabra y comenzará la descarga del audio en formato mp3.

list_starConoce más sobre el manejo de los audios para compartir y descargar …